• 7 trabajos para el cuidado del jardín en otoño

    El otoño reúne unas características climáticas únicas que influyen directamente en el estado y desarrollo de las plantas, flores o el césped de tu jardín. Es el nexo de unión entre las duras condiciones extremas que se presentan tanto en verano como en invierno y el momento ideal para realizar tareas de jardinería muy concretas. Por todo esto, si tienes jardín o plantas en casa, es posible que tengas que cambiar ciertas rutinas y técnicas durante estos meses. Amantes de la jardinería… ¡No os perdáis este post!

    Cómo cuidar el jardín en otoño

    La bajada de las temperaturas y la llegada de las lluvias en otoño son la oportunidad perfecta para hacer pequeños cambios en tu jardín y realizar nuevas plantaciones. Tomad nota de los siguientes consejos para cuidar el jardín y las plantas en otoño y sacarles el máximo partido:

    1. 1.

      Plantar bulbos

      ¿Qué es un bulbo?

      Los bulbos son los órganos o brotes subterráneos de algunas plantas que se ocupan de almacenar los nutrientes de reserva durante las épocas frías del año para ser utilizadas en la brotación de nuevos tallos durante la primavera. Vendrían a ser el equivalente de las semillas en otras tipologías de plantas. Son subterráneos, pero no son raíces. Son ampliamente usados en jardinería gracias a su gran variedad y a su gran resistencia, hecho que garantiza su florecimiento incluso en situaciones climáticas adversas.

      El otoño es la ocasión ideal para plantar bulbos y así disponer de un jardín lleno de plantas y flores para cuando llegue la primavera. Además, los bulbos tienen una capacidad asombrosa de poder crecer en cualquier lugar y con pocos cuidados, debido a su gran resistencia, por lo que se convierten en la apuesta ideal para esta época del año.

      bulbos de otoño

      ¿Qué bulbos plantar en otoño?

      Lo mejor es planificar la siembra teniendo en cuenta los tiempos de floración de cada bulbo. Además, su plantación requerirá que la tierra esté bien aireada. Para ello, antes de comenzar la siembra y, con la ayuda de una azada, remueve y suelta bien la tierra hasta que esté mullida. Otro factor importante es contar con un buen sistema de drenaje o eliminación del agua para evitar que los bulbos se pudran.

      Para realizar la tarea, puedes optar por utilizar como herramienta un plantador de bulbos que te facilitará tanto calcular las distancias como hacer el agujero con la forma y profundidad requerida. Las variedades que plantes en otoño deberán poder soportar la humedad y la bajada de temperaturas. Los más adecuados son los tulipanes, cuyo mejor momento de siembra es con las primeras heladas del otoño; las hortensias, que necesitan mucha humedad y no les gusta el calor; el pensamiento, que aguanta muy bien los cambios de temperatura; el crisantemo, que prefiere las temperaturas frías a las cálidas; las dalias, que soportan muy bien las bajas temperaturas o el hibisco, sensible a las sequías, por lo que la humedad característica del otoño le favorece enormemente.

      Cultiva tu propio ajo

      Con muy poco esfuerzo y un espacio reducido puedes cultivar tu propio ajo. ¡Lo usarás en una infinidad de recetas! Los plantados en los meses de octubre y noviembre suelen recolectarse durante el mes de junio.

      1. 1.Prepara correctamente el terreno realizando líneas o surcos separados entre ellos por unos 30 cm con la ayuda de una azada.

      2. 2.Planta las cabezas de ajo directamente en la tierra en hoyos de unos 3 cm de profundidad y con una distancia entre diente y diente de unos 30 cm. El diente de ajo debe colocarse con la punta hacia arriba para facilitar el crecimiento de sus hojas.

      3. 3.Se recolectarán cuando las hojas de la planta se hayan marchitado. Déjalas secar al sol durante unos días y luego trénzalas para su conservación.

    2. 2.

      Otras plantas

      Es posible que las altas temperaturas y la falta de lluvias propias del verano hayan causado daños en las plantaciones de tu jardín, pero ahora es el momento perfecto para recuperar esas bajas. El otoño reúne las características perfectas para replantar con éxito las plantas, flores, arbustos o árboles que debas reponer ya que de esta forma dispondrán del tiempo necesario para aclimatarse a la tierra antes de que empiecen las también duras condiciones invernales.

        Consejos para mantener las flores en otoño:

      • Protege los bulbos más jóvenes del frío añadiendo mantillo de hojas y compost sobre las raíces.

      • Retira las hojas muertas de la parte superior de las plantas.

      • Protege las plantas del viento, la lluvia persistente y las heladas.

    3. 3.

      Podar

      La poda principal se hace al principio del invierno, pero el otoño es el momento ideal para ir adelantando trabajo y hacer tareas de mantenimiento para evitar una excesiva acumulación de vegetación en el jardín. La acción básica es el despunte, cortar por la mitad las ramas para evitar que crezcan con mucha largura, así como recortar los setos o quitar las flores muertas.

      cortasetos

    4. 4.

      Recoger las hojas

      Es la imagen más típica del otoño y, en muchas ocasiones, es tentador dejarlo así por lo bonito de la estampa. Pero dejar mucho tiempo las hojas que se caen de los árboles sobre el césped puede ser perjudicial para su estado. Con el tiempo, pueden provocar hongos e impedir que la luz llegue al césped, creando agujeros o calvas. Además, su acumulación favorece la aparición de plagas de insectos. Recógelas con un rastrillo o un aspirador de hojas. Puedes guardarlas para hacer compost que después podrás utilizar para abonar el jardín.

      ¿Qué hago con las hojas secas?

      Las hojas secas pueden aprovecharse de muchas formas debido a su gran cantidad de nutrientes. Estas son algunas de las opciones por las que puedes optar:

      1. 1.Hacer mantillo triturando las hojas y colocándolo alrededor de las plantas y árboles evitando el tallo para que actúe como acondicionador, aislante y protector contra plagas de animales y maleza.

      2. 2.Mezclar con el compost para ayudar a mantener los niveles de humedad.Puedes guardarlas para hacer compost que después podrás utilizar para abonar el jardín.

    5. 5.

      Mantenimiento del césped

      mantenimineto del cesped

      A parte de soportar las largas e intensas horas de sol, el verano es la época del año en la que más se utiliza el jardín: se realizan barbacoas, juegos en familia, se toma el sol en hamacas, etc. Todo esto puede mermar el césped o provocar la aparición de calvas o zonas pobres. Una vez más, esta época es la ideal para escarificar, airear las raíces y eliminar el exceso de fieltro de la tierra si es necesario. Utiliza un cepillo escarificador para facilitarte la tarea, sobre todo si dispones de un terreno de dimensiones considerables. Hecho esto, puedes proceder a resembrar las calvas con mezclas especiales para la resiembra: esparce las semillas sobre el terreno y tápalas ligeramente con compost.

      Si todavía no tienes césped y te planteas plantarlo, esta época también es la mejor del año para hacerlo.

    6. 6.

      Reducir la frecuencia de riego

      Con el descenso de temperaturas y el aumento en la frecuencia de lluvias, las necesidades de riego de tu césped o plantas cambian necesariamente. Si dispones de riego automático, los nuevos parámetros variarán en función de la especie de planta de la que se trate y del clima de tu zona pero, como norma general, la frecuencia de riego deberá disminuir. Por ejemplo, ya no será necesario regar el césped a diario, bastará con dos o tres días a la semana y, si vives en una zona de muchas lluvias, puedes suspenderlo completamente.

      riego automatico

    7. 7.

      Controlar las plagas

      La humedad del terreno en otoño favorece la proliferación de plagas de caracoles, gusanos y babosas en el jardín. Hay distintas formas de evitarlos como, por ejemplo, eliminar las malas hierbas, hojas y flores muertas, regar siempre sobre la tierra y no sobre las hojas, airear la tierra periódicamente y aplicarles un buen abono. También es importante que, en caso de utilizar un insecticida, este sea resistente a la lluvia y los riegos, especialmente en otoño.

    Este post fue propuesto por nuestro seguidor @aranzetano. Esperamos que te sea útil.

    ¡Gracias por formar parte de nuestra familia de #bricolovers!

    icono manos
    COMPARTIR
  • Artículos Relacionados