• El mantenimiento de tu piscina

    Tener piscina es un privilegio, sobre todo en los meses calurosos en los que nada apetece más que darse un baño fresquito relajadamente. Pero también es verdad que, para poder disfrutar de ella completamente, hay que llevar a cabo un mantenimiento y limpieza diario que nos asegure las máximas condiciones de higiene y salubridad. Te contamos cuáles son los puntos principales que debes llevar a cabo en el mantenimiento de tu piscina para poder disfrutar de ella sin preocuparte de nada.

    Kit imprescindible para el mantenimiento de tu piscina

    • Depuradora

    • Arena para filtración

    • Manguera limpiafondo o limpiafondo automático

    • Test Kit pH y cloro

    • Incrementador pH

    • Reductor pH

    • Cloro

    • Antialgas

    • Floculante

    • Cepillo limpia paredes

    • Recogehojas

    • Mango telescópico

    Cómo limpiar una piscina: consejos para su correcto mantenimiento y limpieza

    Existen diversos procesos que debemos realizar para mantener el agua de nuestra piscina lo más limpia posible. Una parte de ellos puede estar automatizada, como el sistema de filtración para mantener el agua libre de hojas, algas y bacterias; pero otra deberá realizarse de forma manual, como el tratamiento químico del agua. A continuación os explicamos cómo mantener vuestra piscina limpia.

    • icono depuradora piscina

      Sistema de filtración o Depuradora para piscina

      Todas las piscinas deben disponer de un sistema de filtración o depuradora para conservar el agua en las condiciones óptimas. Los dos elementos más importantes de la depuradora son: el filtro y la bomba.

      El filtro es la principal herramienta de limpieza del agua de la piscina. Los más habituales, y que requieren un menor mantenimiento, son los de arena. El agua, impulsada con la ayuda del motor de la bomba que gira a gran velocidad, se limpia pasando a través del depósito de arena del filtro. A medida que el agua va pasando por el filtro, los elementos y partículas de suciedad se quedan atrapadas en el depósito o skimmer. De esta forma, el agua filtrada es devuelta a la piscina por la acción de la bomba. Cuando se ha filtrado todo el volumen de agua de la piscina se dice que se ha completado un ciclo.

      Para calcular el número de ciclos que necesita nuestra piscina para estar totalmente depurada y, por tanto, el número de horas que debe estar funcionando el sistema de filtración, necesitamos saber la potencia de la bomba, es decir, la cantidad de caudal de agua por m3 que es capaz de aspirar cada hora -dato que aporta el fabricante en la placa de información del sistema- y el volumen de agua que hay en la piscina. Dividiendo estos dos datos, podremos saber el número de horas necesarias para que la filtración sea efectiva. Por ejemplo, si la piscina tiene 60m3 de capacidad y la bomba mueve 10 m3/h, la piscina necesitará 6 horas de filtrado al día.

      Normalmente, para asegurar un correcto filtrado, o si ha llovido, hecho viento o se han bañado muchas personas en la piscina, se recomienda añadir entre dos y tres horas extras de filtrado para un resultado de limpieza óptimo.

    • icono medidor de cloro

      Medición PH y cloro

      La medición del nivel de pH y cloro es el primer paso para llevar a cabo el tratamiento químico del agua. El método más habitual de hacerlo es a través de un test reactivo en kit en el que, con unos sencillos pasos especificados en el manual del fabricante, puedes conocer exactamente los valores de tu piscina.

      En la mayoría de los casos, se trata de rellenar dos muestras de agua de la piscina recogidos a una profundidad de unos 50cm e incorporarles a cada uno las gotas de químicos indicadas, unas para conocer el nivel de pH y otras para el de cloro. Tras mezclarlas, los resultados se conocen de forma casi instantánea y el propio kit te marca los niveles de cada uno. Una vez conozcas los niveles en los que está el agua, podrás subirlos o bajarlos en el caso del pH o hacer un tratamiento de choque en el caso del cloro. Tras los tratamientos necesarios, se deberá volver a realizar otra medición para saber si los niveles se han ajustado correctamente o si hay que añadirle más producto.

    • icono de PH piscina

      Control del PH

      Los valores de pH deben estar entre 7,2-7,6% para que la calidad del agua sea óptima. De lo contrario, todo el sistema de desinfección del agua podría verse afectado. Los valores demasiado altos pueden permitir la aparición de bacterias peligrosas y darle al agua un aspecto turbio; y los valores demasiado bajos pueden provocar irritación en los ojos, nariz y piel.

      Para mantenerlo en los parámetros correctos, se deberán realizar mediciones cada 24-48 horas y realizar las modificaciones necesarias con los productos incrementadores y reductores de pH utilizando las cantidades recomendadas por el fabricante.

    • icono de bacteria cloro piscinas

      Desinfección

      Existen diversos métodos aptos para desinfectar el agua, pero el más común es el cloro. Este tipo de tratamiento químico permite eliminar la mayor parte de bacterias, virus y microbios que pueden aparecer en el agua. Los hay en distintos formatos: granulado, líquido o en tabletas. Los valores de cloro en los que debe estar el agua de la piscina son entre 0,5-0,10 ppm. A la hora de corregirlo, hay que tener en cuenta que su aplicación hace que el nivel de pH de la piscina suba, por lo que se tendrá que volver a medir y hacer las modificaciones necesarias.

      Dependiendo de las necesidades del agua, se podrá optar por distintos modelos de cloro: el cloro choque permite destruir rápida y eficazmente todos los organismos, hongos y bacterias; el cloro lento permite conseguir una desinfección preventiva y continua del agua; y el cloro multifunción, que reúne cinco acciones en un único producto, actúa como antialgas, estabilizante, desinfectante y anticalcáreo.

    tratamiento mantenimiento piscina

    Otros tratamientos para el mantenimiento de tu piscina

    • Antialgas: producto utilizado para prevenir la propagación de algas en el agua de la piscina. Es solo apto para la prevención ya que, una vez las algas ya están presentes, se necesitará realizar un tratamiento de choque con cloro y un reajuste de los niveles de pH para eliminarlas.

    • Floculante: producto coagulante que provoca que las partículas de polvo, arena, lluvia o demás suciedad se agrupen y sean más fáciles de recoger con los limpiafondos. Este producto se debe aplicar a última hora del día para poder recoger las partículas de suciedad agrupadas por la mañana

    • Antical: producto preventivo para evitar que la cal se acumule en las paredes y fondo de la piscina.

    COMPARTIR
  • Artículos Relacionados