• Cómo instalar radiadores de agua

    Ya sea porque quieres cambiar un radiador antiguo o porque estés pensando en añadir uno en alguna estancia de tu hogar, leer esto te va a venir muy bien. Te contamos el paso a paso de cómo hacerlo y te damos el listado completo de los materiales y herramientas que vas a necesitar. Este invierno, ¡calentito en casa con tu radiador Brico Depôt!

    Antes de la instalación

    ¿Cuál es el mejor sitio donde instalar el radiador de agua?

    Es la primera decisión que hay que tomar cuando decides instalar un nuevo radiador en tu hogar y, para hacerlo, es conveniente deshacerse de algunos falsos mitos que circulan desde hace años al respecto. Por ejemplo, está muy extendida la idea de que los radiadores no deben instalarse debajo de las ventanas y, de hecho, es justo lo contrario. Es muy recomendable hacerlo si es posible ya que el radiador calienta el aire que lo rodea haciendo que ascienda y se mezcle con el aire frío que entra por la ventana. De esta forma, se distribuye uniformemente por toda la estancia. En caso de no poder instalarlo bajo las ventanas, pueden instalarse en alguna pared interior para aprovechar el calor que transmiten a las paredes.

    ¿QUÉ NECESITAS?

    MATERIALES

    Hazte con el resto de productos en tu tienda Brico Depôt*

    paso a paso

    Instala un radiador de agua bitubo

    Radiadores con sistema bitubo

    Este es el tipo de radiador más habitual. En estos sistemas, el agua caliente circula por los radiadores a través de un tubo mientras que, de forma paralela, regresa el agua de menor temperatura por el segundo.

    • 1. Los preparativos

      Es importante que, antes de empezar con la instalación, apagues la caldera de agua y que, en caso que vayas a sustituir un viejo radiador por uno nuevo, vacíes el circuito mediante la llave de vaciado.

    • Radiadores de agua en Brico Depôt

      2. Colocar las piezas en el radiador

      Un radiador bitubo cuenta con cuatro orificios por los que circula el agua: dos superiores y dos inferiores. En uno de los orificios superiores, coloca la válvula que regulará la entrada de agua caliente y, en el otro, el purgador por el que saldrá el aire del circuito. En los orificios inferiores, coloca el detentor, una pieza que regula la salida del agua y, en el último, el tapón ciego.

      Es posible que en algunos modelos tengas que colocar reductores en los orificios antes de enroscar las piezas. Los hay de distintos diámetros —un octavo y tres octavos— y con distintos aprietes —a izquierda o derecha— según el lado del radiador que sea. También puedes optar por un kit universal que te servirá para cualquier lado del radiador. Coloca los reductores con sus correspondientes juntas en los orificios donde irán las piezas.

    • Tipos de válvulas de radiadores de agua

      Existen válvulas termoestáticas con las que podrás regular la temperatura del radiador de forma fácil y efectiva. Además, te permitirá mantener temperaturas independientes en cada habitación según la necesidad, lo que también te permitirá ahorrar en tu factura.

    • 3. Colgar el radiador

      Marca con un lápiz en la pared la posición en la que irá el radiador teniendo en cuenta que debes dejar márgenes inferiores —unos 20 centímetros— por los que pasarán las tuberías. Con la ayuda de un taladro, haz agujeros en los puntos, inserta los tacos adecuados en ellos y atornilla. Cuelga el radiador y nivélalo ajustando los soportes hasta que esté recto.

    • 4. Colocación de las abrazaderas

      Marca el recorrido de los tubos en la pared y comprueba con un detector de metales que no haya tubos ni cables detrás que puedan dañarse al taladrar. Una vez comprobado, marca en la pared los puntos en los que irán las abrazaderas que sujetarán los tubos. Taladra en los puntos, introduce los tacos y fija las abrazaderas con tornillos.

    • 5. Preparación de los tubos

      Corta la tubería que llevará el agua caliente desde la caldera, normalmente situada en la parte superior del radiador, con la ayuda de un cortatubos, quita la rebaba y repasa las zonas de unión con una lija o lana de acero para facilitar la soldadura posterior. Corta también el tubo que irá desde la T a la entrada del radiador. Aplica en ambos extremos —el del tubo que has cortado y el de la T— una capa de líquido decapante e introduce la T de cobre. Como vamos a soldar las piezas, coloca un escudo térmico para evitar dañar la pared con la llama.

      Aplica el soplete y suelda con estaño. El metal líquido penetrará en la junta y conseguirá un ensamble sólido y hermético al enfriarse. Repite el mismo procedimiento con toda la tubería. Una vez hecho, enlaza los tubos con las válvulas y fíjalos firmemente a las abrazaderas con la ayuda de tornillos.

    • 6. Comprobar el circuito

      Llena el circuito y purga los radiadores. Comprueba que la instalación funciona correctamente y no tiene fugas. ¡Disfruta de tu nuevo radiador!

    Otros consejos

    Comprar esmalte blanco para renovar radiador en www.bricodepot.es
    • Se desaconseja colocar ropa encima del radiador, ya sea para calentarla o para secarla. Cubrir los radiadores con tejidos le restará poder calorífico.

    • No es recomendable pintar los radiadores ya que las capas de pintura dificultarán al sistema la transmisión de calor y, en algunos casos, pueden llegar a desprender olores desagradables al calentarse. En caso de querer hacerlo, es necesario elegir esmaltes especiales para radiadores que soporten las altas temperaturas.

    • No es la opción más estética, pero colocar una lámina reflectante o papel de aluminio detrás de los radiadores multiplicará el poder calorífico y mejorará la eficiencia de tu radiador. Esto es recomendable sobre todo en paredes que dan al exterior.

    COMPARTIR
  • Artículos Relacionados