• Cómo desatascar tuberías obstruídas

    Hay cosas que surgen de pronto y no pueden esperar demasiado. Desatascar tuberías porque tu desagüe ha dicho “por aquí ya no paso” es una de ellas. Si te encuentras en esta situación y quieres salir del paso lo más airosamente posible, te contamos cómo desatascar las tuberías del baño, cocina o cualquier punto de agua de tu hogar. Toma nota porque te dejamos el listado completo de los materiales y herramientas que vas a necesitar. Ya verás como, con nuestros consejos Brico Depôt, en un plis plas, ¡tus tuberías desatascarás!

    DESATASCAR TUBERÍAS DEL FREGADERO O LAVABO: ANTES DE EMPEZAR

    Te recomendamos que huyas de trucos caseros y no intentes jugar a ser alquimista arrojando todo tipo de líquidos y soluciones diferentes por tus desagües pues, además de no obtener resultados, correrás el riesgo de dañar tus cañerías y empeorar una situación que es mucho más fácil de solucionar siguiendo los pasos que te indicamos a continuación.

    MATERIALES NECESARIOS PARA LIMPIAR Y DESATASCAR TUBERÍAS

    MATERIALES

    HERRAMIENTAS

    PASO A PASO

    DESATASCAR UNA TUBERÍA MUY OBSTRUÍDA

    PASO 1:Limpia el desagüe del lavabo por fuera

    El primer paso es comprobar el estado de los desagües, el sifón y / o el bote sifónico (que normalmente se encuentra bajo esa famosa tapa redonda metálica de tu baño), ya que es posible que tengan suciedad acumulada alrededor y ese sea el motivo del atasco. Si aún habiéndolos limpiado el atasco persiste, ve al siguiente paso.

    PASO 2:Limpia el interior del sifón

    Sitúate debajo del fregadero o lavamanos donde tengas el atasco, pon un cubo debajo y localiza un tapón desenroscable. Utiliza un trapo untado en solución desengrasante para limpiar tanto el tapón como el interior del sifón.

    No pierdas de vista la junta que va en el interior para que el sifón quede sellado correctamente cuando vuelvas a enroscar la tapa. Si está dañada, en Brico Depôt puedes aprovechar para comprar una nueva.

    Una vez enroscado de nuevo el tapón del sifón, abre el grifo para comprobar que el agua fluye correctamente por la tubería. ¿Ha habido suerte?

    Si no es así, échale un ojo al bote sifónico (en el caso del baño), pero ya más en profundidad. Retira con un destornillador la tapa metálica embellecedora, desenrosca la tapa interior manualmente y saca en un cubo la suciedad que haya. Aprovecha para limpiar bordes y tapa con el trapo y el desengrasante y vuelve a enroscar y poner las tapas.

    Si al volver a abrir los grifos tu desagüe sigue dando problemas, no te preocupes, el siguiente paso será el definitivo.

    PASO 3:Utiliza un desatascador

    Tipos de destascadores

    Existen diferentes tipos de desatascadores para tuberías obstruídas, más básicos o más complejos, según las necesidades que tengas. Vamos a verlos:

    Desatascador de ventosa

    ¿Cuál es?

    El primero que te viene a la mente, negro y de goma habitualmente.

    ¿Cuándo usarlo?

    Es la primera opción de desatascador, después de haber seguido los pasos anteriores de limpieza del sifón, desagües y bote sifónico por fuera y por dentro. Te ayudará a retirar residuos sólidos y agua estancada siempre y cuando estos no estén demasiado pegados a la tubería o muy al fondo.

    Desatascador de ventosa para desatascar tuberías obstruídas

    ¿Cómo funciona?

    Funciona por ventosa y para utilizarlo en tus desagües deberás ponerlo en la boca del desagüe, tapando el rebosadero (el agujerito que está bajo el grifo). Se producirá un vacío y al tirar del mango se succionarán los depósitos sólidos, junto con el agua estancada. Repite la operación varias veces mientras vas limpiando la suciedad que vaya saliendo.

    Desatascador de muelle

    ¿Cuál es?

    Si has visto una guía de cablear, el desatascador de muelle te resultará muy parecido. Como su nombre indica, se trata de un muelle con una longitud y anchura variables que se introduce en las cañerías a través del bote sifónico.

    Desatascador de muelle para desatascar fregadero o lavabo

    ¿Cuándo usarlo?

    Cuando todo parece indicar que hay un elemento concreto obstruyendo la cañería, bastante abajo y pegado a esta. Además, es la alternativa a un destascador químico, porque es mucho menos invasivo, sobre todo si tus cañerías son antiguas y corren el riesgo de dañarse fácilmente.

    ¿Cómo funciona?

    Debes utilizarlo por el bote sifónico. Al ir introduciendo el muelle, la suciedad va siendo desplazada hacia delante poco a poco, hasta llegar a una zona más despejada del circuito de la cañería. Cuando notes que eso sucede, retira el muelle: el efecto será de arrastre, haciendo que el elemento obstructor salga también.

    Existen desatascadores de muelle de diferentes longitudes, incluso con manivela. En Brico Depôt puedes encontrar diferentes modelos, tanto en nuestra web como preguntando a nuestro personal en tiendas.

    Desatascador químico

    ¿Cuál es?

    El desatascador químico para tuberías lo puedes encontrar en formato líquido, gel o granulado.

    ¿Cuándo usarlo?

    Como última opción, ya que es el más agresivo, tanto a nivel medioambiental como con cañerías muy antiguas y débiles.

    ¿Cómo funciona?

    Es un disolvente químico de grasa y otros depósitos orgánicos.

    Desatascador químico para tuberías de fregadero o lavabo obstruídas

    Ten cuidado con el uso y manejo de este producto. Usa guantes y no respires sus vapores. Tampoco lo mezcles bajo ningún concepto con otros elementos.

    Otros consejos

    ¿ESTÁS USANDO CORRECTAMENTE TUS DESAGÜES?

    Idealmente, lo recomendable es revisar periódicamente los sifones y desagües de casa pero todos sabemos que somos pocos los que cumplimos esta recomendación.

    Siempre es importante recordar que nuestros desagües y tuberías están diseñados para transportar agua y que cualquier residuo sólido, como pelos, comida o suciedad en general puede dañar y acabar obstruyendo nuestras tuberías. Por no hablar de tintes, pinturas, disolventes o aceite usado, que no solo suponen un peligro para tus tuberías, sino para todo el medioambiente.

    COMPARTIR
  • Artículos Relacionados