• Cómo ahorrar energía con tu aire acondicionado

    Se acerca el verano y, con él, las altas temperaturas. Puede que ya tengas aire acondicionado en casa y te preocupe el aumento de consumo que se va a producir al usarlo, o puede que te hayas decidido a comprar uno para pasar mejor el verano y te quieras asegurar de elegir la opción que te permita ahorrar más energía. En cualquier caso, estás en el sitio adecuado: en el Brico Blog te damos unas cuantas claves para pasar el verano de forma fresca y sin que tu bolsillo se resienta.

    ¿Qué es la eficiencia energética?

    La eficiencia energética es el objetivo de reducir la cantidad de energía necesaria para ofrecer un producto o servicio. En el caso de los aparatos de climatización como el aire acondicionado, sería la capacidad de ofrecer la temperatura deseada por el consumidor haciendo uso del mínimo consumo de energía posible. Conocer la clasificación energética de un aparato es un dato fundamental a la hora de realizar la compra del sistema, de hecho, tanto o más que su precio. Puedes ahorrar dinero al comprar un determinado aparato de aire acondicionado, pero si consume mucha energía, a medio o largo plazo te acabará saliendo más caro.

    Para medir la eficiencia energética, existen dos tipos de ratio:

    SEER (Seasonal Eficiency Ratio)

    El Ratio de Eficiencia Energética Estacional (SEER) mide el consumo de un aparato en frío. Cuanto mayor sea, más eficiente será el sistema de aire acondicionado.

    SCOP (Seasonal Coefficient of Performance)

    El Coeficiente de Eficiencia Estacional (SCOP) mide el consumo de un aparato en calor. Cuanto mayor sea, más eficiente será el sistema de aire acondicionado.

    En base a esto, la clasificación energética de un aparato puede ser desde A+++, siendo esta la más eficiente, hasta la D, la menos eficiente. Siempre puedes comprobar cuál es la clasificación mirando en la etiqueta del producto. Cuanto más eficiente sea la máquina, menos energía consumirá y menor será el importe de nuestra factura de electricidad.

    Otros consejos para ahorrar energía

    1. Aislamiento térmico

      Aislar las puertas y ventanas de casa ayudará a que las estancias se mantengan en la temperatura deseada y que no se produzca una pérdida de energía. Un buen aislamiento puede ayudarte a ahorrar hasta un 30% en tu factura. En Brico Depôt disponemos de diferentes opciones de aislamiento para ayudarte a ahorrar y mantener la temperatura ideal.
    2. Aire acondicionado Brico Depôt

      La temperatura perfecta

      Los extremos nunca son buenos. La temperatura adecuada en verano debe girar estar entre los 22-26ºC, mientras que, en invierno, se debe situar entorno a los 20-22ºC. También es importante que la temperatura en el interior y en el exterior de la casa nunca supere los 12ºC de diferencia debido al choque térmico que puede provocar pasar de un ambiente al otro. Cada grado que bajemos en nuestro aire acondicionado puede aumentar el gasto en la factura entre un 6-8%. Así que piénsalo, ¿es realmente necesario?


      ¿Sabías que algunos de nuestros aparatos de aire acondicionado Emelson cuentan con una función especial para ahorrar energía? La función Follow Me nos permite saber cuál es la temperatura adecuada en cada estancia sin malgastar.
    3. Toldos y persianas, tus aliados

      Bajar las persianas o extender el toldo en las horas de mayor incidencia del sol puede ayudar a mantener la temperatura de la casa más fresca sin ningún coste energético. Si no vas a estar durante el día en casa, es recomendable dejar las persianas o toldos bajados para proteger el interior de la casa del calor.
    4. Manda el calor a tomar viento

      Abrir las ventanas para ventilar las estancias por la noche o a primera hora de la mañana, cuando las temperaturas no son tan sofocantes, puede ayudarte a refrescar el ambiente de forma natural y eficaz. ¿Sabías que en Brico Depôt disponemos de todo tipo de ventanas que te permitirán aislar e impedir el paso de la calor en tu hogar? Además todas ellas pueden realizarse a medida.
    5. No tires el ventilador

      En los momentos o épocas en los que el calor no es tan sofocante, los ventiladores pueden sacarte de un apuro gastando mucha menos energía que un aire acondicionado. Tienes la opción de instalar un ventiladores de techo o dispones de otras opciones que te refrescarán y te permitirán ahorrar en tu factura: ventiladores de pie, ventiladores de torre, ventiladores evaporativos, ventiladores industriales, nebulizadores e incluso ventiladores para sobremesa.
    6. Filtro limpio, aire limpio

      Para mantener un buen funcionamiento de tu aparato de aire acondicionado, es imprescindible limpiar el filtro una o dos veces al año. El sistema necesita más energía cuando el filtro está sucio para conseguir la temperatura indicada. Los filtros se pueden limpiar fácilmente con agua templada y jabón y solo tienes que preocuparte de que se sequen bien antes de volver a ponerlos.
      Filtro de aire acondicionado Brico Depôt
    COMPARTIR
  • Artículos Relacionados