• Instalar césped artificial

    ¿Tienes una terraza, un balcón o un terreno pero tu estilo de vida no te permite dedicarle todo el tiempo que necesita? ¿Crees que a tu terraza o balcón le falta el toque que te haga querer pasar tiempo fuera?¡Tranquilo! Tenemos la solución. Si siempre has querido instalar césped artificial en tu casa pero nunca te has atrevido, este artículo te interesa.

    VENTAJAS DEL CÉSPED ARTIFICIAL

    • SIEMPRE PERFECTO
      Es la ventaja más evidente de instalar este tipo de césped. Con un mantenimiento prácticamente nulo, el césped artificial tiene una apariencia perfecta durante todo el año, sin importar la estación o clima al que se lo someta. Además, son muy resistentes, por lo que te aseguras una larga duración.
    • AHORRO DE TIEMPO
      Tras la instalación, te podrás olvidar completamente de él. El césped artificial no necesita ser cortado ni regado, lo que supone un ahorro importante para tu tiempo libre.
    • AHORRO DE DINERO
      Como hemos dicho, el césped artificial no requiere tratamiento ni riego, con el consecuente ahorro de agua que eso supone.
    • APTO PARA CUALQUIER TERRENO
      Sea cual sea tu superficie (tierra, baldosa, hormigón, etc.) o las dimensiones de las que dispongas, el césped artificial es apto para tu hogar.
    • imagen del césped
    • ARTIFICIAL PERO ECOLÓGICO
      Existen tipos de césped artificial que son reciclables o reutilizables, y que nos permiten disfrutar de un jardín perfecto todo el año sin descuidar el planeta. Además, evitarás el uso de pesticidas y fertilizantes.

    PASO A PASO

    Después de ver todos sus beneficios, puede que sigas pensando que la instalación es un proceso complicado que te llevará mucho tiempo y esfuerzo. Por eso, te traemos el paso a paso de cómo hacerlo para que no pierdas detalle. ¡Verás cómo es mucho más sencillo de lo que parece!

    imagen del césped
    imagen del césped
    imagen del césped
    imagen del césped
    imagen del césped
    imagen del césped
    1. PREPARACIÓN DEL TERRENO
      Prepara el terreno eliminando la vegetación que pueda haber removiendo la tierra para quitar raíces, piedras o terrones. Una vez acabado, añade una mezcla de arena y grava sobre el terreno y distribúyela bien para que todo quede uniforme y nivelado.

      imagen del césped

    2. COMPACTADO DEL TERRENO
      Humedece el terreno para que no se endurezca por completo y recórrelo con una compactadora.

      imagen del césped

    3. COLOCACIÓN DE LA MALLA
      Sobre el suelo compactado, coloca la malla geotextil, cuyo objetivo será que no suba el barro cuando llueva y que no vuelvan a crecer hierbas. Instálala sobre el suelo con clavos para que quede fija y solapa una sobre otra para que no quede ningún espacio de tierra libre.

      imagen del césped

    4. COLOCACIÓN DE LA BANDA AUTOADHESIVA
      Este es el primer paso de la instalación en caso de que se esté haciendo sobre un suelo de cemento. Sobre la malla o suelo, coloca la banda autoadhesiva en el perímetro donde se va a colocar el césped. Fíjala con clavos en caso de ser terreno de tierra o con cinta de doble cara si es una terraza o balcón

      imagen del césped

    5. PREPARACIÓN DEL ROLLO DE CÉSPED
      Espera 24 horas para asegurarte de que el césped ha quedado bien fijado. Peina el césped con un rastrillo en la dirección contraria a los filamentos para levantar los flecos.

      imagen del césped

    6. ASEGURAR EL PEGADO
      Pliega ambos laterales del césped dejando una separación de unos 70cm de ancho y extiende por esa superficie la banda adhesiva. Presiona el césped contra la banda de unión para asegurarte el pegado.

      imagen del césped

    7. RELLENADO CON ARENA
      Actualmente, hay modelos de césped artificial que no requieren el rellenado con arena de silice, pero, en caso de ser necesario, te explicamos cómo hacerlo.
      Tras dejar un día de margen después del pegado del césped, esparce 10 kilos de arena por cada metro cuadrado de césped. Es importante colocar la máxima arena posible en la dirección contraria al sentido de las fibras del césped, ya que esto ayudará a que se mantengan más erguidas y naturales. Distribuye la arena sobre el césped con la ayuda de un cepillo hasta que sea imperceptible. Riega con agua para asentar los materiales.
    COMPARTIR
  • Artículos Relacionados