• 10 pasos para colocar azulejos en tu baño

    Poner o cambiar azulejos en el baño puede ser una tarea compleja pero, si se tienen claros los pasos y uno se organiza correctamente, se puede realizar sin problemas. Elige los azulejos que mejor encajen contigo y no pierdas detalle de los siguientes consejos. Cambia el look de tu baño tú mismo y empieza desde ya a disfrutarlo.

    Instalar azulejos en tu baño, algo más fácil de lo que parece

    Los azulejos son uno de los elementos más importantes en la decoración de cualquier baño. Su diseño o estética cambia por completo el aspecto del baño, por lo que es una elección muy importante que merece reflexión y planificación. Existe una gran variedad de formatos y acabados imitación madera, cementoso, piedra, etc. La elección de los azulejos será el primer paso en la transformación de nuestro baño. Una vez estén elegidos, podemos ponernos manos a la obra. ¿Te ves capaz de instalar los azulejos de tu baño tu mismo? Con estos 10 sencillos pasos seguro que lo consigues.

    MATERIAL NECESARIO PARA ALICATAR TU BAÑO

    • – Azulejos
    • – Maza de goma
    • – Cincel
    • – Martillo
    • – Cortador de azulejos
    • – Lija
    • – Llana dentada
    • – Llana plana
    • – Nivel de burbuja
    • – Cinta métrica
    • – Guantes y gafas
    • – Cemento cola
    • – Pasta para juntas
    • – Crucetas de plástico
    Cómo alicatar el cuarto de baño
    Cerámica de baño Brico Depôt con azulejos blancos y negros
    Azulejos de baño con efecto piedra

    CÓMO ALICATAR UN BAÑO Y PONER AZULEJOS: PASO A PASO

    • 1. Toma las medidas del baño

      Lo primero que tienes que hacer antes de instalar y colocar los azulejos en tu baño es elegir el modelo que más te guste. Una vez lo tienes, es imprescindible tomar las medidas del baño para saber cuántas piezas de azulejo necesitarás comprar. Para ello, mide el alto por el ancho de todas las paredes del baño y súmalo. Después, réstale el alto por el ancho de lo que mida la puerta o la ventana en caso de tenerla. Divide el resultado por la medida de una de las baldosas que hayas elegido y el resultado será el número de piezas que necesitas. Añade el equivalente a un 10% de baldosas para compensar aquellos azulejos que debas cortar o por si durante la instalación se rompiera alguna pieza. Hay que tener en cuenta que cada fabricación tiene un calibre y un tono distinto, por lo que el sobrante de azulejos también te servirá para que, si en el futuro debes realizar reparaciones, sean exactamente iguales. ¡Con este paso resolverás el misterio sobre cuantos azulejos son necesarios para alicatar tu baño!

    • 2. Despega los azulejos antiguos

      En caso de que anteriormente tuvieras azulejos en las paredes del baño, despégalos con la ayuda de un cincel y un martillo, golpeando en los extremos hasta su extracción. Una vez estén fuera, lija la superficie de la pared para que quede lisa. uniforme y lista para alicatar el baño.

    • 3. ¡Hora de preparar la superficie antes de alicatar!

      Una vez lijada la pared, limpia bien la superficie eliminando cualquier resto de polvo o suciedad que pueda quedar con el objetivo de que las piezas cerámicas se adhieran mejor. Asegúrate también de que la pared no tenga ninguna grieta o zona con moho ya que eso requeriría otro tipo de tratamiento antes de empezar el alicatado. Es recomendable humedecer las paredes antes de empezar la instalación, sobre todo en los meses de más calor, para que el cemento no se seque demasiado rápido y asegurarte, con el nivel de burbuja, de que el suelo está perfectamente nivelado.

    • 4. Elige el método de colocación

      Antes de colocar los azulejos en las paredes tu baño debes elegir la forma cómo los vas a colocar ya que será decisiva a la hora de crear distintos efectos en la habitación. Por ejemplo, si lo que buscas es crear una sensación de amplitud, se recomienda colocar las baldosas de forma horizontal o en diagonal. En la creación de estos efectos también interviene el tamaño del azulejo elegido. Cuanto mayor sea el tamaño del azulejo, mayor sensación de amplitud aportará.

    • 5. Prepara el cemento cola

      Mezcla el cemento con el agua en las proporciones indicadas por el fabricante. Remueve la mezcla hasta que obtenga la consistencia adecuada. Ten en cuenta que hay cementos de muchos tipos -flexibles, de secado rápido, etc.- así que adquiere el que más te convenga en tu caso. Un paso fundamental en la colocación de los azulejos, no te olvides.

    • 6. Aplica el cemento cola

      Empieza a aplicar el cemento sobre la pared con la ayuda de una espátula y una llana alisadora de goma de abajo hacia arriba y de izquierda a derecha. Aplica la mezcla también en la parte trasera de las baldosas que vayas a colocar. Aplica el cemento fila por fila para evitar que se seque. Coloca los azulejos en la pared presionándola y golpea suavemente con la maza de goma. Comprueba con el nivel de burbuja que la fila esté nivelada.

    • 7. Corta los azulejos

      Antes de finalizar la colocación de azulejos en tu baño es necesario cortar aquellos azulejos restantes para cubrir los rincones o bordes de la pared o aquellas partes que lo necesiten como la parte trasera del váter. Marca con un lápiz la parte trasera del azulejo por la línea de corte deseada y, equipado con guantes y gafas de seguridad, procede a cortar la pieza con una sierra con función de cortado de azulejos. Coloca las piezas cortadas en los sitios que correspondan de la misma forma que en los pasos anteriores.

    • 8. Coloca las crucetas

      Para que los azulejos se mantengan rectos y su instalación sea correcta, se recomienda colocar unas crucetas en las separaciones entre ellos que permitan que el tamaño de la junta de dilatación sea siempre el mismo. Elige el tamaño de la cruceta en función del tamaño de la junta que desees.

    • 9. Pasta de rejuntado, ¡Vamos acabando!

      Una vez hayas colocado todos los azulejos en tu baño, espera el tiempo de secado recomendado por el fabricante, que suele ser aproximadamente de 20 minutos. Quita las crucetas y empieza a preparar la pasta de rejuntado según las instrucciones del fabricante. Aplica la pasta resultante con la llana alisadora repartiendo bien el material con movimientos amplios hasta rellenar bien todas las juntas. Para acabar, con la ayuda de la llana alisadora ya limpia, quita el producto sobrante.

    • 10. Limpiar la superficie

      Una vez esté seca la pasta de rejuntado, limpia la superficie con la ayuda de una esponja húmeda hasta retirar todos los restos del producto. Mientras lo haces, presiona ligeramente las piezas para acabar de adherirlas. ¡El baño ya está alicatado y tus azulejos colocados!

    Azulejos de imitación mármol Brico Depôt
    Azulejos de mosaico para baño Brico Depôt
    Azulejos geométricos
    COMPARTIR
  • Artículos Relacionados