• Cómo elegir la barbacoa perfecta

    Imagínate este plan: sol, amigos, familia, una terraza, bebidas fresquitas… ¿Se puede mejorar? Pues, aunque parezca mentira, sí. Un plan siempre es mejor cuando incluyes una barbacoa. Carne, pescado, verduras… Puedes preparar lo que quieras en ella pero, eso sí, elige la que mejor se adapte a tu espacio y a tus gustos culinarios. ¿No sabes por dónde empezar a buscar? Te damos algunas claves.

    Antes de elegir una barbacoa debes tener en cuenta aspectos como el presupuesto del que dispones, el espacio, el diseño y el uso que vayas a darle. En el caso de disponer de un gran espacio, ya sea en terraza o jardín, te puedes permitir instalar una barbacoa de obra y elegir su diseño y estructura para que se adapte lo máximo posible a tus gustos. Si, por el contrario, dispones de un espacio más reducido, puedes optar por la comodidad de elegir una más compacta, portátil y fácil de almacenar.

    PRINCIPALES TIPOS DE BARBACOAS

    1. BARBACOA DE OBRA

      Si dispones de un espacio amplio al aire libre, esta es, sin duda, una de las opciones a tener en cuenta. Se suelen instalar en un rincón del jardín o terraza y permiten múltiples diseños personalizables. Al ser modulables, puedes construirla según tu gusto, espacio y necesidad añadiéndole repisas, estantes o bancadas.

      Construidas con ladrillo refractario y hormigón, son sólidas, duraderas y estables. El fuego se puede hacer utilizando carbón o leña, consiguiendo altas temperaturas y ese sabor intenso de los alimentos tan característico de las barbacoas.

      Otro beneficio es que las barbacoas de obra apenas requieren mantenimiento. La dureza de sus materiales hace que resistan bien las condiciones climatológicas en el exterior, por lo que solo tienes que preocuparte de mantener limpias las parrillas con el mismo producto usado para limpiar la vajilla, un estropajo y agua caliente.

      Ventana abatible

    2. BARBACOA DE CARBÓN

      Suele ser la preferida de los amantes de las barbacoas. Tiene las ventajas de una barbacoa de obra en cuanto a la forma de cocinar, pero con un tamaño más reducido. Funciona mediante carbón o leña y puede alcanzar temperaturas más elevadas que las de gas o las eléctricas, aportando a los alimentos un sabor más intenso.

      Las hay de distintos tamaños, materiales y con distintos accesorios pero, en general, son ideales para espacios medianos o pequeños por su formato compacto y porque suelen incorporar ruedas para poder transportarse con facilidad.

      Al cocinar con carbón o con leña, son barbacoas que pueden llegar a generar una gran cantidad de humo, por lo que se recomienda situarla moderadamente alejada del sitio en el que se va a comer. Además, por el tipo de elementos que se usan para el cocinado, es importante realizar una limpieza profunda tras cada uso para su correcto mantenimiento.

      Ventana corredera

    3. BARBACOA DE GAS

      Fáciles de usar y con encendido integrado. Disponen de varias posiciones y potencias para conseguir la máxima homogeneidad de cocinado. El encendido rápido te hace ganar tiempo de cocinado y, además, no generan tanto humo como las de obra o las de carbón.

      A pesar de que no se consigue el mismo sabor característico de las barbacoas de carbón o leña, cuentan con una tapa que permite retener el humo durante el cocinado y conseguir un sabor característico con toque ahumado.

      También las hay de distintos tamaños y con distintas estructuras. La mayoría están integradas sobre un carro que se puede mover fácilmente gracias a sus ruedas, lo que también permite su fácil almacenamiento.

      Ventana de tejado o claraboya

    ¿Piensas que montar una barbacoa de gas es difícil? ¡Desmentimos este mito en el siguiente vídeo!


    COMPARTIR
  • Artículos Relacionados