• Impermeabiliza tu terraza

    Son muchas las ventajas de impermeabilizar tu terraza, pero la principal y más importante es la prevención de humedades y fugas de agua. ¿Cuántas veces has tenido problemas de goteras? Pasa hasta en las mejores casas, no te preocupes.

    No debes esperar a tener goteras para impermeabilizar tu terraza. De hecho, otra gran ventaja de una buena impermeabilización es una mejor resistencia a los elementos. ¿Qué elementos? Pues el sol, la brisa marina, la humedad, etc.

    Es posible que te estés preguntando por qué impermeabilizar tu terraza va a aumentar tanto la resistencia de toda la construcción. Debes pensar que la superficie de la terraza está, por definición, completamente a la intemperie, con lo que es la única zona de tu casa en un constante contacto con las inclemencias del tiempo.

    ¿Te has decidido ya a impermeabilizar tu terraza? ¡Vamos con ello!

    NECESITARÁS

    • Hidrolimpiadora

    • Rodillo + prolongador

    • Espátula

    • Brocha

    • Cúter

    • Pistola de silicona

    • Masilla de poliuretano

    • Eliminador de musgo

    • Velo de fibra de vidrio

    PASO A PASO

    PASO 1:Retira todas las materias vivas de tu terraza

    Para asegurar una larga duración del tratamiento de impermeabilización de la terraza debes retirar cualquier tipo de materia viva que se haya acumulado en la superficie. ¿Qué tipo de materia viva? Musgo, hongos y microorganismos que suelen aparecer en juntas y hendiduras.

    Para ello aplica un eliminador de musgo con una esponja, pincel, rodillo o pulverizador. Puedes ayudarte con una máquina de chorro de agua o una hidrolimpiadora para agilizar el trabajo. También puedes utilizar un cepillo con púas de acero y agua.

    Cuando esté el suelo limpio, aplica una segunda mano de la misma solución y déjala secar de nuevo. Esta vez no debes aclarar con agua.

    PASO 2:Restaura y repara

    Inspecciona el estado de los ángulos con las paredes para la separación de terrazas y muros de cerramiento en busca de fisuras. En caso de que encuentres desperfectos superiores a 2mm, abre las fisuras a un mínimo del doble de su tamaño inicial y aplica en el interior masilla de poliuretano de relleno.

    Si se trata de una rehabilitación y no existen juntas de dilatación, tendrás que realizar una tú mismo. Ayúdate con una radial con una profundidad de corte de 5cm y el ancho de corte del que predisponga la herramienta. Rellena las juntas de nuevo con una masilla de poliuretano y déjalo secar.

    PASO 3:Aplica el impermeabilizante

    Calcula y prepara los trozos de fibra de velo según la medida de la terraza y su disposición.

    Empieza por los zócalos para conseguir un hermetismo perfecto. Deberás impregnar las paredes abundantemente con producto impermeabilizante y después colocar el velo de fibra para que quede bien adherido. Seguidamente impregna el velo de fibra con más producto impermeabilizante hasta cubrirlo completamente. Deberás hacer una superposición de 3 centímetros entre un velo y otro.

    Continúa con los desagües. No olvides revisar que están en buen estado antes de aplicar el producto impermeabilizante. Si los desagües están perfectamente puedes empapar la superficie con el impermeabilizante y colocar el velo de fibra de vidrio.

    Una vez has acabado con los zócalos y puntos frágiles, extiende el producto impermeabilizante en una superficie ligeramente más grande que el trozo de velo de fibra de vidrio que has cortado. Coloca el velo y ejerce presión con el rodillo para empaparlo. Una vez se inicie el secado de la primera capa, añade una segunda mano de producto impermeabilizante hasta cubrir totalmente el velo.

    Continúa con el proceso hasta finalizar toda la superficie.

    COMPARTIR
  • Artículos Relacionados