• ¿Cómo elegir tu aire acondicionado? Todas las claves

    Elegir un sistema de aire acondicionado para tu hogar es una decisión importante en la que merece la pena invertir tiempo. Es fundamental informarse para tener claras las características que necesitas que cumpla el sistema de climatización para así poder elegir el que mejor se adapte a ellas. Para ayudarte en este proceso, te hemos preparado toda la información necesaria para acertar con tu decisión y disfrutar de aire acondicionado todo el verano. ¡Empezamos!

    La importancia de elegir bien tu sistema de aire acondicionado

    Llega el calor y lo piensas: de este año no pasa. Quieres instalar un aire acondicionado que te haga más llevadero el verano y que se ajuste a todas tus necesidades. Conviene elegir bien y hacer una compra de calidad que nos sea útil a largo plazo. Por eso hoy te damos las claves sobre climatización y aires acondicionados, para que hagas la elección que resulte más adecuada para ti.

    Primeros pasos:

    ¿Qué sistema de aire acondicionado puedo instalar en mi hogar?

    El primer paso para elegir tu sistema de aire acondicionado es averiguar si la vivienda cuenta con la preinstalación de conductos de climatización. Si no los hay, la opción más recomendable es optar por equipos de aire acondicionado fijo que cuentan con una unidad de refrigeración dentro y otra fuera de la casa.

    Esta es una opción muy económica y eficiente ya que permite aclimatar el interior de la vivienda tanto en verano como en invierno, con su opción de bomba de calor. Eso sí, a la hora de decantarnos por uno, tendremos que tener en cuenta factores como el número y la superficie de las estancias que se quieran aclimatar, el sonido, los filtros o el consumo.

    Elige la temperatura adecuada del aire acondicionado en verano

    Tipos de sistemas de aire acondicionado fijo

    Split 1×1

    El aire acondicionado split 1×1 es el sistema más utilizado actualmente. Es un equipo formado por dos unidades de instalación fija: una interior encargada de refrigerar la habitación y otra exterior que se coloca, o bien en la fachada del edificio o en una zona externa como una terraza o un balcón. La instalación de estos tipos de sistema es sencilla y están disponibles en distintas potencias para que se adapten a las necesidades de todos los hogares.

    Multisplit

    Sistema de aire acondicionado similar al anterior, pero con dos o más unidades interiores conectadas a la exterior. Estos equipos permiten refrigerar habitaciones con una superficie mucho más grande y son ideales para hogares en los que se necesita distribuir al aire en distintas estancias al mismo tiempo o en las zonas en las que el clima es especialmente caluroso y se necesita una mayor potencia.

    Factores que debes tener en cuenta para elegir el equipo de aire acondicionado

    1. La potencia del sistema, ¿cuántas frigorías necesitas?

    El primer factor que debemos tener en cuenta a la hora de elegir un sistema de aire acondicionado es su potencia, es decir la capacidad que tiene el aparato de refrigerar de forma efectiva el espacio en el que está instalado. Y esta potencia se mide en frigorías: cuantas más frigorías, mayor capacidad de refrigeración. Pero antes de decantarte por una potencia, es importante calcular cuál es la que mejor se adapta a tus necesidades. No tendría mucho sentido invertir en un sistema de aire acondicionado con mucha potencia si realmente la estancia no la necesita o no vas a utilizarla.

    Calcula cuántas frigorías necesitas

    Para calcular la potencia ideal del aire acondicionado, se recomienda multiplicar por 40 los metros cúbicos de la estancia. Estos se obtienen multiplicando los metros cuadrados de la estancia por su altura (una estancia de 20 m2 y 2,5 metros de alto tiene 50 m3). Si vives en una zona especialmente cálida, se recomienda que se multipliquen por 60.

    De esta forma, si la estancia tiene unos 30m3, necesitará un equipo con una capacidad desde 1.200 frigorías y, si la estancia tiene unos 50m3, de a partir de 2.000 frigorías.

    Metros cúbicos

    Estancia normal

    Estancia muy cálida

    30 m2

    Desde 1.200 frigorías

    Desde 1.800 frigorías

    50 m2

    Desde 2.000 frigorías

    Desde 3.000 frigorías

    70 m2

    Desde 2.800 frigorías

    Desde 4.200 frigorías

    2. El consumo energético

    Es importante elegir un sistema de aire acondicionado que sea eficiente y nos asegure el menor consumo energético aunque esté en funcionamiento varias horas al día. Al consumir menos energía, conseguiremos reducir el importe de nuestra factura eléctrica y, al mismo tiempo, estaremos contribuyendo al cuidado del medio ambiente. Para conocer el consumo del sistema, puedes guiarte por la etiqueta de eficiencia energética con la que cuentan todos los equipos. Los aparatos que menos consumen son los catalogados como A y superiores —hasta A+++—, mientras que los que más consumen están catalogados con la letra D. La diferencia entre ellos está marcada por el porcentaje de su índice de eficiencia energética. En el caso de los más eficientes, los porcentajes son los siguientes:

    • A+++: consumo inferior al 25%

    • A++: consumo menor al 30%

    • A+: consumo entre el 30% y el 42%

    Descubre nuestra gama de aires acondicionados Emelson de bajo consumo A++.

    Otro dato a tener en cuenta es que los equipos con la tecnología Inverter también ayudan a ahorrar una gran cantidad de energía. Esta tecnología con la que actualmente cuentan la mayoría de sistemas Split, permite que, en lugar de arrancar y parar frecuentemente para mantener la temperatura, el compresor gira de forma continua, disminuyendo y aumentando de velocidad y ayudando a mantener constante la temperatura de la sala. De esta forma se evitan consumos innecesarios y se prolonga la vida útil del compresor.

    aire acondicionadoAire acondicionado split

    3. Elige bien los filtros de tu sistema de aire acondicionado

    Elegir sistemas de aire acondicionado con filtros que mejoren la calidad del aire es muy recomendable. Los modelos más recientes disponen de filtros avanzados capaces de limpiar y purificar el aire. Dependiendo de tu elección, los filtros pueden llegar a ofrecerte beneficios como los siguientes:

    1. 1.Son antibacterianos.
    2. 2.Eliminan los malos olores.
    3. 3.Reducen las alergias y el asma.
    4. 4.Crean un ambiente agradable.

    Eso sí, recuerda que, para conseguir todo esto, los filtros deben limpiarse y sustituirse periódicamente. Llevar un mantenimiento adecuado de los filtros alargará su vida útil y permitirá su funcionamiento a pleno rendimiento.

    Otros factores para acertar con tu aire acondicionado

    1. 1.El nivel de potencia sonora. El nivel de sonoridad aparece también en la etiqueta del sistema y es especialmente necesario fijarse en él para los sistemas que vayan a instalarse en el dormitorio, evitando así que perjudiquen al descanso. La recomendación general es que no superen los 24 decibelios.

    2. 2.Sistemas con bomba de calor. La mayoría de los equipos incorporan también la opción de calentar el aire en invierno, hecho que multiplica su funcionalidad y te permite un ahorro si no contabas con sistema de calefacción.

    3. 3.Aires acondicionados programables. Cada vez son más los aires acondicionados con funciones que permiten su programación durante unas horas concretas —especialmente útil mientras dormimos— o incluso programarlos para que se conecten de forma remota y que la casa esté fresca cuando lleguemos a casa.

    4. 4.Aires acondicionados con función Follow Me: el mando de estos sistemas incorpora un sensor que hace que la temperatura se regule en base a la zona en la que esté el usuario portándolo.

    factores para acertar con tu aire
    iconoTip Bricolovericono

    Si estos sistemas no son los que más encajan con tu situación, también dispones de aires acondicionados portátiles muy funcionales y versátiles, así como ventiladores. ¡Descúbrelos todos y manda al calor de vacaciones!

    COMPARTIR
  • Artículos Relacionados